lunes, 15 de noviembre de 2010

El cambio.

Esto no lo he escrito yo.
Ya sé, ya sé, que esto de un blog va de escribir algo que se le ocurre a uno mismo. Sin la necesidad de copiar a otros pero bueno, digamos que no ha sido un plagio, simplemente me lo han prestado... Tampoco creo que se molesten, ni siquiera que se enteren. Jajaja.

Ahí va:

"Cada célula del cuerpo humano se regenera cada 7 años. Como las serpientes, a nuestro modo, mudamos la piel. Biológicamente somos personas nuevas.
Quizá parecemos los mismos. El cambio no es visible, al menos no en la mayoría, pero todos cambiamos por completo para siempre.

Cuando decimos que la gente no cambia, los científicos se echan las manos a la cabeza porque el cambio es la única constante en la ciencia.
La energía y la materia siempre están cambiando, metarmofoseándose, fusionándose, creciendo, muriendo.
Lo antinatural es que las personas intentemos no cambiar. Que queramos aferrarnos a como era todo antes, en vez de dejar que sea lo que es. Que queramos aferrarnos a viejos recuerdos, en vez de generar otros. Que insistamos en creer que desde los indicios científicos todo en la vida es permanente.

El cambio es constante.

Cómo vivamos ese cambio depende de nosotros. Puede parecernos la muerte o una segunda oportunidad en la vida. Si nos relajamos y nos dejamos llevar puede parecernos pura adrenalina.

Cómo si en cualquier momento tuviéramos otra oportunidad.
Cómo si en cualquier momento pudierámos nacer de nuevo."


Como se dice por estas tierras.... ¡Que passeu bona setmana!

Salud!


1 comentario:

  1. Ouhhhhhhhhhhhhhhhhh yeah nena!!!!, me gusta, me gustas (ya tú sabes)...

    Benedicta Senior :)

    ResponderEliminar