miércoles, 14 de agosto de 2013

Los días ya no son tan raros

Y es que destrozarme el corazón no fue la mejor opción, pero no puedo darle todo a quien no quiera.
Así que te dejo mi recuerdo en la frontera y me voy por donde vine con lo poco que tengo y con mi voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada